Bienvenidos al blog no oficial de la red social más usada, donde encontraras todo lo que buscas sobre

lunes, 19 de agosto de 2013

Las bromas de mal gusto en Facebook tienen consecuencias

Consecuencias y peligros de bromear en las redes sociales.

Facebook en español, al igual que otras redes sociales, tiene un enorme impacto y si es usado con buenas intenciones puede servir para infinitos fines. Desde informar, entretener, conectar gente, reunir amigos, acortar distancias… entre otras tantas.

El problema se presenta cuando ciertos usuarios ignoran el poder que tienen las redes sociales y las usan para ridiculizar, herir al otro o hacer bromas de mal gusto. Debemos ser conscientes de que lo que en primera instancia se inicia como broma puede tener graves consecuencias y que el hecho de estar detrás de una computadora no nos quita la responsabilidad de lo que hacemos o decimos.

En facebook inicio te damos ejemplos, algunos casos que comenzaron como bromas inocentes o simples comentarios y terminaron pagando muy caras las ocurrencias.

Cárcel por una broma

A Justin Carter se le ocurrió la mala idea de dar una respuesta sarcástica a otro usuario mientras compartían un juego en línea. Luego de que el otro jugador lo llamara “Loco”, el joven le escribió con sarcasmo Si, estoy mal de la cabeza, voy a disparar contra un kinder”

El comentario en su perfil le salió caro y lo pagó con 5 meses de prisión. El joven fue acusado de publicar una amenaza en Facebook, con un cargo de delito grave de terrorismo. Recién pudo recuperar su libertad después de que un donante anónimo pagara la fianza de 500.000 dólares que sus padres no podían afrontar.

Como plantearon sus abogados defensores el comentario fue sacado de contexto. Lo que no podemos negar es que sus palabras le jugaron una muy mala pasada.

Un paseo que terminó en interrogatorio

Un joven alemán llamado Daniel Bangert, usó Facebook para invitar a un grupo de amigos a dar un paseo en torno a un centro de Inteligencia de EE.UU. a las afueras de Frankfurt. Como resultado, al día siguiente la policía lo llamó varias veces y luego lo interrogó sobre lo que planeaba hacer. Las preguntas apuntaban a sus actividades políticas, su punta de vista, y a saber si tenía conexiones con los activistas que apuestan por la violencia.

Denuncia falsa de desaparición

Un grupo de amigos de la ciudad de Paraná (Argentina) realizó a modo de broma una denuncia a través de Facebook, alertando que uno de ellos estaba desaparecido. La búsqueda comenzó a viralizarse a través de la red social, preocupando a muchísima gente y familiares del joven.

El propio “supuesto” desaparecido, víctima de la broma, fue quien imploró por la misma red social que retiren su foto ya que se encontraba bien, y no quería seguir causando preocupación.

Esta situación fue repudiada por aquellos que comparten informaciones como un servicio a la comunidad. Hechos como estos generan que luego los usuarios desconfíen de otras denuncias que pueden ser veraces, y que en otras circunstancias se rehúsen de compartir información.

En estos tres claros ejemplos vemos que debe abrirse un debate sobre los usos y abusos que se hacen de las redes sociales. Reflexionemos sobre aquello que decimos, comentamos o publicamos, evaluemos las consecuencias que pueden tener nuestros actos y no nos escudemos detrás de una pantalla. ¿Conoces otros ejemplos similares a los propuestos? Te invitamos a compartirlos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada