miércoles, 26 de noviembre de 2014

¿Facebook es tan poderoso como para hacernos entristecer?

tristesa

Hace tiempo que asistimos a una segunda vida que corre en paralelo a la que experimentamos biológicamente como seres terrenales. Esta, transcurre en el mundo virtual, más específicamente en Facebook.

Con el afán de buscar compañía, generar conversaciones, acumular “Likes” en nuestros posteos o fotos y demostrarle al mundo lo felices que somos vamos destinando muchos minutos de nuestro día a dejar una marca en las redes sociales.

Sin embargo, cuando nos desconectamos muchas veces podemos sentirnos más solos que antes, más tristes,  y en casos extremos: más deprimidos.

Qué dicen los expertos

Segun vimos en facebook inicio en español, aunque los estudios iniciales que se habían realizado sobre los efectos del uso de Facebook eran bastante positivos, otros que se hicieron hace poco tiempo no serían tan optimistas al respecto.

De acuerdo a una investigación realizada por la BBC, la red social de Mark Zuckerbergpodría incidir de modo negativo en las emociones de los usuarios.  Por otra parte, un grupo de psicólogos de la Universidad de Michigan junto a investigadores de la Universidad de Lovaina, también se percataron de estos efectos negativos en los usuarios.

A raíz de un interrogatorio realizado cinco veces al día a un grupo de usuarios de la red social durante dos semanas, ellos buscaron indagar sobre el estado emocional de los mismos: cómo se sentían, qué grado de soledad percibían, etc.  La conclusión a la que llegaron es que cuanto más tiempo usaban Facebook, menor era el nivel de satisfacción de los usuarios con la vida.

¿Qué y por qué puede hacerte entristecer?

Veamos cuáles pueden ser los motivos que podrían generar tristeza o depresión entre los usuarios de la red social:

  • La popularidad del otro siempre parece mayor a la propia. ¿Es el otro más popular porque tiene más “amigos” o likes en la red social? Para muchos sí, lo que es preocupante.
  • La creencia distorsionada de que nuestros amigos tienen más éxitos que fracasos.  ¿Por qué distorsionada? Porque es raro que nuestros amigos suban fotos de cuando están demacrados, enfermos, tristes o descuidados. Generalmente en todas las imágenes que elijan compartir se los verá con sus mejores sonrisas y poses en vacaciones, fiestas, cumpleaños, o en  paisajes paradisiacos …  ¿Pero es ese el verdadero estado de su corazón? ¿qué lugar queda para las miserias humanas, los días poco felices, las peleas con otros o con uno mismo, el sentimiento de frustración o soledad? Eso no es digno de mostrarse en Facebook.
  • La preocupación por estar en Facebook cueste lo que cueste. El problema está cuando uno se cree que “es” en la medida en que está presente en las redes sociales. Entonces traslada su vida, lo que hace, lo que dice, lo que muestra a la red social, para que todos la vean, opinen y comenten.
  • La compañía ficticia: El sentirse acompañado dura lo mismo que el estado de conexión. Cuando el dispositivo se apaga o no tenemos acceso a wifi, nos quedamos tan solos (o más) que antes.
  • El sentimiento de envidia (virtual) por ver y desear lo que el otro tiene (o por lo menos muestra) que siempre será mucho mejor de lo que nosotros tenemos. Esto se dispara generalmente  cuando podemos husmear la vida de vecinos, familiares, ex parejas o ex amigos que al parecer saben disfrutar mejor la vida que uno.

 

El tiempo pasará y la historia se encargará de confirmar o no si Facebook tuvo tanto poder como para cambiar nuestros estados de ánimo y hacernos más infelices.

Es difícil  poder establecer si estamos siendo manipulados por estas herramientas sociales, aunque es fácil darse cuenta que tanto los gobiernos como determinados organismos por lo menos lo intentan (aunque esto no signifique que lo logren).

Lo que debemos tener presente es que cualquier tipo de práctica en forma excesiva o adictiva puede incidir negativamente en el estado de ánimo de las personas. Y no sería extraño que lo mismo ocurra cuando utilizamos en exceso una herramienta o red social.

1 comentario :

  1. quizas habra casos asi y muchos ,desde ya yo solo me divierto ,con los piratas de la red ellos o el cree que yo le digo cosas serias y no me doy cuenta que esta en mi maquina,entonces alli comieza mi divercion hasta llegado el momento que con preguntas al hazar dicho personaje que no es tan inteligente como cree ser pisa el palito y cae en la trampa ,es que ser haker no es precisamente ser inteligente ,la integigencia ,el intelecto se desplasa x otro camino que es la literatura ,la filosofia etc,y yo me divierto con ello ,soy jubilado y no tengo nada que hacer ,entonces hago picardias a quien creen que me quieren perjudicar Y SIEMPRE TERMINO CON LA MISMA FRASE TU ETERNO( GANADOR ) PERO EN REALIDAD SERIA DE MI AGRADO SABER QUIE O QUIENES ESTAN DETRAS DE TODO ESTO ,TAN SOLO X CURIOSIDAD pero dicho personaje no tiene la capacidad ,ni el coraje de darse a conocer y tener una charla de persona a persona y alli en la cancha se ven los pingos ,,,yo le corro con mi manchao ,al alazan mas parejo

    ResponderEliminar