Bienvenidos al blog no oficial de la red social más usada, donde encontraras todo lo que buscas sobre

miércoles, 6 de mayo de 2015

Las historias más disparatadas de Facebook!

Las historias más disparatadas

Facebook constituye un pequeño mundo, en el que conviven más de 1300 millones de usuarios. Cada uno de ellos, es una persona que ha compartido un pedacito de su vida en la red. En sus interacciones, han surgido millones de historias reales pero que podrían formar parte de argumentos de ciencia ficción. Las mismas, atraviesan todos los géneros: la tragedia, el romanticismo, la comicidad, el suspenso, el misterio… y lo que cada uno pueda imaginar.

Aquí en facebook inicio te compartimos algunas de las más disparatadas historias que se han ido forjando en los 11 años de existencia de la red social.  Los invitamos a leerlas, para reír, para emocionarse y también para preocuparse. Todas tienen como común denominador  a Facebook como maquinaria poderosa de comunicación.

  • Reencuentros: millones de compañeros o amigos de la infancia, han logrado reencontrarse muchos años después a través de Facebook. Como por ejemplo Michael Ahmadi y Laszlo Esztegar, quienes se conocieron en una escuela de Alemania pero luego se separaron cuando uno de ellos se mudó a Hungría. Gracias a la red social han mantenido un fluido contacto y han logrado desarrollar un proyecto musical que planean concretar con la grabación en vivo en Budapest.
  • Relaciones por accidente: Muchos son los usuarios que se conocieron en la red social por “error” pero que terminaron forjando relaciones de amistad. Este es el caso de Marissa Brown y April Wurr, quienes se conocieron de casualidad en la red social y descubrieron que sus historias de vida tenían muchos puntos en común.
  • Falsas promesas: A través de la red, muchos usuarios proponen desafíos y hacen falsas promesas para captar seguidores. Como por ejemplo, el ecuatoriano  José Eduardo Romero quien irresponsablemente creó un grupo en Facebook con una promesa: "Si se meten 1000000 Yo Jose Romero me tatuo los 151 Pokemon en la espalda!".  Cuando el grupo comenzó a reunir un importante caudal de miembros (más de 800.000) su creador desapareció del mapa y eliminó su cuenta. Su accionar fue repudiado por los usuarios que se han sentido engañados y traicionados por él.
  • Promesas cumplidas: Otro tipo de desafíos también son propuestos en la red social. Como el de un finlandés, llamado Jukka Mutanen, que prometió que si conseguía 50.000 amigos en su página de Facebook, atravesaría Finlandia de Norte a Sur en su mini-excavadora. A diferencia del caso anterior, Jukka cumplió con su cometido, y luego de 29 días de trabajo finalizó su travesía. El evento tuvo una gran repercusión mediática en el país. 
  • Desamor y muerte: Lamentablemente, en la red social también encontramos historias macabras y sangrientas. Como la de Wayne Forrester, un hombre que apuñaló y mató a su esposa al enterarse que ella había cambiado su estado en su perfil de  Facebook (de casada a soltera).
  • Repercusiones laborales: Los mensajes que se dejan en Facebook pueden incidir en nuestras vidas y tener serias repercusiones. Esto lo constató Kimberley Swann, una joven que publicó en su muro diferentes sensaciones con respecto a su trabajo: que la pasaba mal allí y que se aburría. El hecho es que tuvo tanta mala suerte que los mensajes fueron leídos por su jefe, quien no tardó en despedirla de la compañía.
  • Búsquedas personales: Personas que emprendieron el largo camino de llegar a su familia de origen en la red social, rastreando apellidos en los motores de búsqueda. Este fue el caso de Alex Anfuso, un ecuatoriano cuyo caso fue llevado al programa italiano: “Quién lo vio”. Luego de la investigación llevada a cabo por los productores del mismo, se pudo saber que su madre había muerto pero pudo reencontrarse con la familia materna.
  • Probación de inocencia: Aunque parezca insólito, un comentario dejado en Facebook sirvió para probar la inocencia de un usuario en un hecho delictivo en el que se lo incriminaba. Rodney Bradford, acusado de un robo, en el mismo horario en que se lo acusaba de cometer el hecho escribió en su muro: ¿Dónde están mis tortitas? Demostrando que nada tenía que ver con el hecho.
  • Noticias embarazosas: Mujeres que informaron sobre su estado de embarazo a sus parejas a través de conversaciones públicas en la red.
  • Fotos privadas vs. Públicas: Fotografías tomada en el ámbito de lo privado, subidas a Facebook para compartir instantáneas de la vida, que luego trascendieron al ámbito de lo público sin consentimiento. Este es el caso de Danielle Smith, quien se sacó una foto con su familia como felicitación de Navidad y la subió a Facebook. Meses después, la misma foto fue hallada por un amigo de la familia, como banner publicitario de un supermercado de la República Checa. El propietario del mismo, confesó haber encontrado la imagen en internet y haber creído que se trataba de un fotomontaje.

Estos son solo algunos pequeños ejemplos de las historias que se han ido tejiendo a través de Facebook. Seguramente cada uno de ustedes tendrá más anécdotas propias o de conocidos para seguir compartiendo y demostrando que la red social es una gran productora de historias que podrían formar parte de argumentos de ciencia ficción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada