jueves, 29 de enero de 2015

Facebook simplifica sus políticas y guarda tus datos de pagos!

Facebook simplifica sus políticas y guarda tus datos de pagos

Con la excusa de querer simplificar las políticas de privacidad, Facebook nos avisa que guardará los datos de nuestros pagos y nuestra localización. ¿Es esta una medida en favor de los usuarios o una nueva forma de violar los límites que separan lo público de lo privado?

Recientemente Facebook ha anunciado que modifica su política de privacidad con el objetivo de abreviarla y hacerla más sencilla para sus usuarios. Esto, que a simple vista puede sonar positivo, no es una decisión inocente. Además, de estas modificaciones Facebook reconoce que también recopilará información sobre nuestros pagos y nuestra localización.

Los cambios anunciados

Algunos de los cambios que Facebook se jacta de haber implementado en las nuevas políticas son la simplificación y abreviación de las mismas para hacerlas más sencillas y accesibles a los usuarios.  Para ello introdujo una herramienta denominada: “Básicos sobre Privacidad” con algunas preguntas guía que pueden ayudar a los usuarios a controlar los contenidos que comparten en la red social. La información que se brinda responde a preguntas tales como: “¿Cómo puedo borrar algo que coloqué en Facebook?" o "¿Qué pueden averiguar sobre mí en internet las personas que no son mis amigas en Facebook?".

Segun supimos en facebook inicio en español en lo que se refiere a la localización y a la información sobre transacciones bancarias, Facebook admite que utilizará dichos datos para “ayudarnos” a encontrar eventos y ofertas cerca del lugar en el que nos encontremos. Léase: monitorearán nuestra ubicación geográfica para ofrecernos publicidad dirigida y segmentada.

También nos aclaran que podrán recopilar información sobre nuestras transacciones (número y datos de nuestra tarjeta de crédito o nuestra cuenta, detalle de facturación, envío o datos de contacto) con el fin de simplificarnos las gestiones comerciales.

Además, la red social estaría probando un botón de compra que nos permitiría comprar productos o servicios sin necesidad de tener que salir de Facebook.

Suena lindo, pero nadie les ha pedido semejantes favores. Como nos tiene acostumbrados, Facebook no da una puntada sin hilo, y aunque trata de justificar lo injustificable, es notorio que el objetivo es seguir vendiendo publicidad aunque esto represente una seria amenaza a la privacidad de los usuarios que confían en la red social. ¿Cuándo llegará el día en que el estado ponga algún tipo de límite a  estos abusos de Facebook?

miércoles, 7 de enero de 2015

Facebook compartirá datos de usuarios para ofrecer publicidad fuera de la red social

Si había algo que faltaba para que Facebook terminara de mostrar que su mayor interés es el de vender datos de los usuarios con fines publicitarios, era el lanzamiento de la plataforma Atlas.

Hace un año atrás, la red social le había comprado esta plataforma a Microsoft pagando por ella 100 millones de dólares. Luego de un intenso trabajo de rediseño, llegó el momento de presentar cómo funcionará la renovada Atlas.

Se trata de una plataforma que gestionará los avisos publicados en Facebook y en sitos de terceros.

Para que sea fácilmente entendible, Facebook utilizará los “Me gusta” dados por sus usuarios para personalizar los anuncios de empresas en otros sitios externos a ella.

Esto les otorgará información precisa y segmentada a los anunciantes, para que puedan colocar su publicidad con mayor eficacia.

Hasta el momento Facebook vendía espacios publicitarios y obtenía la información recolectada por las cookies para rastrear los gustos de los usuarios mientras navegaban por otras páginas webs y dirigirles anuncios que respondan a sus intereses.

A partir de ahora, lo que ocurrirá es que si hiciste un “Me gusta” de Facebook en una página que vende sillones, será factible que a partir de ese momento te aparezcan anuncios de productos similares en otros sitios.

Para tranquilizar a los usuarios más desconfiados, Facebook se encargó de precisar que ni la plataforma ni los anunciantes podrán acceder al nombre ni a la información de contacto de los dueños de las cuentas.

En facebook inicio en español vemos que en este punto, seguramente muchos afirmarán que quien no esté de acuerdo con estas cuestiones tiene todo el derecho del mundo de dejar de usar la red social. Lo que ocurre es que a veces es demasiado tarde para arrepentirse. Porque han pasado varios años ya en los que  muchos de nosotros hemos contado inocentemente nuestra vida y obra en la red social, sin imaginar que algunos inescrupulosos en algún momento iban a utilizar esos datos para generar ganancias. Y esto no es todo. Nada nos garantiza que aunque cerremos nuestras cuentas, todo el recorrido que hemos realizado en la red social se nos vuelva en contra, trayéndonos consecuencias negativas tanto en nuestra vida privada, como a nivel político o social. Todos sabemos que los estados son capaces de hacer cualquier cosa para obtener cada vez más información sobre nosotros.

¿Qué hacer entonces? Utilizar otras redes sociales o aplicaciones tampoco es una alternativa segura. Si tomamos como ejemplo el caso de Whatsapp, cuando se hizo fuerte fue comprada por el mismo gigante del cual queremos escapar… Pareciera que en este tema nos encontramos en un callejón sin salida, al menos hasta que exista una regulación legal que ponga un límite a estas grandes potencias que lucran con nuestros datos.