Bienvenidos al blog no oficial de la red social más usada, donde encontraras todo lo que buscas sobre

viernes, 4 de septiembre de 2015

Facebook es internet, pero internet no es Facebook!

facebook en internet

Un estudio llevado a cabo por una consultora afirma que el 50% de los encuestados confunden a Facebook con Internet. Si bien Facebook es una red social presente en Internet, la ecuación inversa no es exactamente así: Internet es mucho más que Facebook. ¿Por qué se genera esta asociación y confusión? Aquí en facebook inicio en español analizamos las posibles causas que hacen que la gente perciba a la red social y a Internet como las caras de una misma moneda.

Un estudio realizado en Indonesia por la consultora Lirneasia en el 2012 afirmaba que la mayoría de sus encuestados percibía a Facebook como la única red social existente, y que millones de personas se negaban a navegar en otros sitios de internet.

Recientemente, el medio Quartz entrevistó a 500 personas de Indonesia y a otras 500 de Nigeria para corroborar o refutar aquellos resultados. Sorprendentemente, la conclusión a la que se llegó fue la misma: el 65% de los encuestados afirmaron que Facebook era lo mismo que Internet.

Aunque Facebook sea coronada como la reina de las redes sociales, existen muchas otras con gran popularidad (como Twitter, Google+, Linkedin, Pinterest… etc). Todas ellas se encuentran en Internet, es cierto. Pero Internet no es sólo una red social, sino mucho más. Allí conviven sitios de diversa índole, aplicaciones, juegos, servicios de mensajería instantánea, chats, información académica, buscadores, y todo lo que frecuentemente utilizamos.

¿A qué puede deberse tamaña asociación? Posiblemente muchos sean los usuarios que sólo utilizan Facebook, y se niegan a acceder a otros sitios de Internet. Pero esto no debe llevar a la confusión de creer que son la misma cosa.

Una de las explicaciones podría estar vinculada a la propuesta de Internet.org, la iniciativa impulsada por Facebook que reúne a líderes en tecnología, organizaciones sin fines de lucro y comunidades locales para brindar conexión a los sectores de la población que hasta el momento no tienen acceso a Internet. Aunque la apuesta sea muy noble, en la misma se denomina “Internet” sólo a Facebook y a los sitios con los que la compañía tiene acuerdos. Es decir, el acceso a Internet sería limitado, acotado sólo a una porción de todo lo que actualmente está disponible en la web.

Los usuarios de este servicio, accederán a una web cerrada en la que Facebook es el que decide los contenidos y sitios.

Otra de las posibles causas de la confusión, se encontraría en el caudal de datos e información valiosa que Facebook puede brindar sobre sus usuarios. Aunque existan otras empresas como Google, Amazon, etc. que puedan disponer de datos personales, Facebook es la que lleva la posta en el nivel y calidad de información que posee de personas reales con nombres y apellidos (a través de las fotografías, comentarios, historial de posteos en los muros, amigos, estado sentimental, etc.)

Allí podría encontrarse el secreto y la razón por la cual la mayoría de las personas ponga a Facebook a la misma altura que la propia Internet, que es quien la contiene.

Lo cierto es que estas confusiones o asimilaciones erróneas, deberían hacernos reflexionar sobre el lugar y el tiempo que le estamos dando a las redes sociales, tanto dentro de la web como fuera de ella, en la vida misma.